Fuerza, sonrisa, constancia: Anna Bessonova

¡Hola ritmiequer@s!

¿Os suena esta carita?

ana besonova jovenSeguro que sí, es ¡Anna Bessonova!, encargada de inaugurar la sección Hitos de la rítmica.

Comencemos por el principio, esta gran gimnasta nació el 29 de julio de 1984 en Kiev, en una familia muy vinculada al deporte. Su padre era futbolista en el Dinamo de Kiev (Ucrania) y su madre doble campeona del mundo de gimnasia rítmica por equipos.

Como en el caso de muchas gimnastas, la madre de Bessonova quería ver a su hija dedicada al mundo de la danza clásica, pero la ucraniana se decantó por la rítmica con 5 años.

Ya apuntaba maneras en 2001 en la copa Deriugina

Y en 2002  la pudimos ver como campeona del mundo en Stuttgart en las modalidades de aro, cuerda y clubes.

Este fue el despegue de una larga carrera por tapices de todo el mundo; y es que en su palmarés cuenta con  2 bronces olímpicos, 5 oros y 12 platas en mundiales y 3 oros en europeos, entre otros títulos. Pero para no abrumaros con tanta información, he escogido algunos de sus mejores montajes.

Siempre con el equipo ruso al acecho, primero con Alina Kabaeva a la cabeza y más tarde con Eugenia Kanaeva, Vera Sessina y Olga Kapranova, Anna no lo tuvo fácil, pero por fin en el mundial de 2007, en Patras (Grecia) se convirtió en campeona del mundo.

Aquí  el ejercicio de aro, un montaje que quedó grabado en la retina de muchos seguidores de la gimnasia.

Pasamos ahora a sus dos gestas olímpicas Atenas 2004 …

Y Pekín 2008, con un vídeo especial en el que vemos a la gimnasta esperando su nota, al público levantándose para apoyarla porque sabían el puesto que merecía y finalmente las lágrimas de alegría de la ucraniana.

Con sus últimos juegos en mano, dos años más tarde llegó su retirada, pero antes de colgar las punteras aún nos dejo grandes ejercicios como este de pelota.

Destacaría de su trayectoria la perseverancia, la fuerza y esa sonrisa que nunca se borraba de su cara pasara lo que pasara; y es que en mi opinión Anna Bessonova se ha visto perjudicada por los jueces en más de una ocasión. Pero aún así llegó lejos y por eso forma parte de los Hitos de la rítmica.